viernes, 29 de abril de 2011

UNA GUÍA PARA ESTUDIAR AL OSO FRONTINO EN LOS ANDES VENEZOLANOS

La "Guía para la Identificación de Señales de Presencia del Oso frontino (Tremarctos ornatus) en Los Andes Venezolanos" llega a una segunda edición, corregida y aumentada. Esta publicación es el resultado de la dedicación atenta del investigador Denis Alexander Torres, quien cuenta con dos décadas de experiencia en el estudio y conservación del oso frontino en Venezuela. 
 
Árbol marcado con las uñas de un oso andino. Haz clic sobre la foto para verla más grande. 

Mucho del conocimiento científico sobre esta especie ha tenido una difusión limitada, en otros idiomas o resulta de difícil entendimiento, por ejemplo, entre la colectividad o el personal adscrito a las áreas naturales protegidas. Por este motivo, la Fundación AndígenA consideró oportuna la publicación de esta guía con un enfoque eminentemente didáctico. Observar al oso frontino en su medio natural no es asunto fácil, pero detectar su presencia puede resultar tarea menos complicada, por lo que esta guía seguramente ayudará a alcanzar este objetivo. La guía cuenta con un texto de fácil lectura y comprensión, así como abundantes imágenes que en conjunto le darán al interesado, una visión aproximada de las posibles evidencias de presencia de osos en determinadas zonas de los Andes Venezolanos.
  
Oso frontino o andino. Haz clic sobre la foto para verla más grande.
Los bosques montañosos de los Andes son el principal hábitat del oso frontino. 

El reto del autor fue traducir el conocimiento científico adquirido para captar la máxima atención pública en aras de promover y garantizar el interés hacia la conservación efectiva de nuestro mayor tesoro: la diversidad de la vida.

http://condesan.org/mtnforum/sites/default/files/publication/files/guia_para_la_identificacion_de_senales_de_presencia_de_oso_frontino_en_los_andes_venezolanos.pdf
Haz clic sobre la imagen para descargar la guía en formato PDF. Para ver los Archivos PDF necesitas tener instalado en tu computador el programa Acrobat Reader. Si no lo tienes, aquí puede obtener una copia gratis.

domingo, 3 de abril de 2011

CLUB AMIGOS DEL OSO FRONTINO: "SE HACE CAMINO AL ANDAR"

En el año 2005 surgió la idea de crear un "Club de Amigos del Oso Frontino" entre  los que conformamos la Fundación AndígenA. En esta organización veníamos desarrollando desde el año 1999 un innovador programa de educación ambiental denominado "El Oso Frontino Viene a La Escuela", pero sentíamos que hacía falta un mecanismo de participación colectiva más proactivo que pemitiera ampliar las oportunidades de todas aquellas personas interesadas en la conservación ambiental. Nuestra inspiración surgió de iniciativas afines que venían siendo desarrolladas en España por algunas organizaciones vinculadas a la conservación de la naturaleza y muy especialmente, del oso pardo. Como toda idea que busca una manifestación tangible, el Club Amigos del Oso Frontino demandó un proceso creativo mediante el cual fue posible definir los propósitos, la imagen institucional y las estrategias a seguir para garantizar un verdadero impacto en el público meta, que en este caso sería el infantil y juvenil.

El geógrafo Denis Alexander Torres, quien se ha dedicado por muchos años al estudio del oso frontino y que además posee un talento innato para el arte, se avocó a diseñar la "imagen" que identificaría al futuro Club. De esta manera, surgió un personaje caricaturizado llamado el oso "Pepe",  que serviría de embajador para ayudar a transmitir la información sobre el tema ambiental, al tiempo de despertar la sensibilidad hacia los problemas de conservación del oso frontino entre el público infantil y adulto. La siguiente imagen fue el primer concepto de "Pepe":

Esta ilustración de un oso leyendo un libro representa el espíritu del club: educar de forma amena y bien fundamentada. Esta primera versión evolucionó mediante la colaboración del diseñador gráfico Hugo Mata, hasta convertirse en el logo oficial e imagen central del Club Amigos del Oso Frontino.

Una vez dado este primer paso, comenzó la tarea de buscar algún patrocinio que nos permitiera producir los materiales promocionales y educativos. Luego de tocar varias puertas y de recibir las acostumbradas respuestas diplomáticas: "sus ideas son muy buenas, pero en este momento no estamos en capacidad de ayudarlos", finalmente recibimos un primer aporte de parte del Zoológico de Chester en Inglaterra. Esa ayuda nos permitió comenzar formalmente el trabajo del Club. Estampamos franelas (=camisetas, poleras, t-shirts), desarrollamos una página web (hoy transformada en este Blog), y difundimos una campaña de promoción para captar socios. Nuestro argumento expresaba: "Como homenaje a todos los que como tú se interesan por el futuro del oso frontino, estamos promoviendo la consolidación del Club Amigos del Oso Frontino. Formar parte del Club te convertirá en un(a) protector(a) activo(a) del oso frontino y de toda la Naturaleza Andina, y te permitirá conocer a otras personas maravillosas que como tú tienen un corazón lleno de amor por la vida".

Luego de varios meses y al ver que no surgía el interés esperado entre la colectividad comprendimos que, al menos en Venezuela y en la región andina del país, no existía una cultura de filantropía y altruismo desarrollada.

Material promocional del Club Amigos del Oso Frontino (franela y bolso). Haz clic sobre la foto para verla más grande.

Para no "morir en el intento", el reto entonces fue avanzar y reformular el concepto original de la iniciativa. Ya el Club no debía ser promocionado bajo el esquema original de membresía o afiliaciones. De esta manera, el Club se fue transformando en un mecanismo de promoción de la educación ambiental a través de Internet y de las presentaciones públicas promovidas por la Fundación AndígenA en diferentes centros educativos y sociales (parques, iglesias, centros culturales, bibliotecas, etc.). Desde entonces, el Club Amigos del Oso Frontino se ha convertido en una referencia obligada para todos los interesados en conocer sobre el oso frontino y su ambiente. Gracias al apoyo inicial del Zoológico de Chester fue posible activar el Club y hoy se sostiene por iniciativa de la Fundación AndígenA para lo cual hemos desarrollamos diversos materiales informativos y promocionales sobre al oso frontino (por ejemplo, protectores de pantalla para computadoras, postales, tarjetas, juegos didácticos, folletos, una exposición didáctica itinerante, entre otros), al tiempo de visitar muchos lugares para difundir la información en la Cordillera Andina de Venezuela.

"Pepe" figura en los materiales promocionales y educativos elaborados por el Club Amigos del Oso Frontino.

Ya han pasado varios años desde el momento que revoloteó la idea de crear el Club. Al dar una mirada retrospectiva nos hemos dado cuenta de cuán significativo ha sido nuestro trabajo en la concienciación de la colectividad en materia ambiental. De manera directa, hemos atendido directamente a  más de cinco mil  (5.000) niños y niñas en la Cordillera Andina de Venezuela. Esta cantidad seguramente se multiplicaría por 3 veces, o más, si consideramos las acciones promovidas por otras organizaciones e individuos comprometidos con la conservación del oso y su ambiente en el país y más allá de nuestras fronteras, y que hacen uso de nuestros materiales disponibles en Internet. Nuestro deseo siempre ha sido el de compartir y expandir el conocimiento, por encima de cualquier otro interés. Nuestro trabajo se ha difundido en escenarios rurales y urbanos, atendiendo a todas las personas por igual sin distinción de credo, edad, sexo, raza o condición socio-económica. A continuación les presentamos una selección de fotografías que dan testimonio de nuestra labor más allá de las palabras. Haz clic sobre cualquier foto para verla más grande.


En Venezuela, el Grupo Guardaparques Universitarios de Barquisimeto (Estado Lara) apoya su labor de extensión educativa enfocada en el oso frontino en los materiales producidos por la Fundación AndígenA a través del Club Amigos del Oso Frontino (ver abajo).


Nuestros materiales educativos y didácticos han servido de inspiración y son usados también en diferentes países y por diferentes organizaciones e individuos que promueven la conservación del oso frontino. Las siguientes imágenes avalan esta afirmación.


Inspirados en nuestra cartilla informativa "Un Oso Venezolano" (arriba), la Fundación Wii en Colombia produjo una similar con nuestra colaboración para ser usada entre las comunidades del Noreste de ese país (ver abajo).


La Fundación Wii llevó a cabo un loable trabajo educativo en las comunidades de la etnia Yukpa en la vertiente colombiana de la Sierra de Perijá, en el cual fueron útiles los materiales didácticos producidos por el Club Amigos del Oso Frontino (ver abajo).


El colectivo ambientalista "Defensores del Oso de Anteojos Kutikuys Ucumari" del Departamento colombiano de Nariño también promovió actividades educativas inspirados en los materiales didácticos producidos el Club Amigos del Oso Frontino (ver abajo).


Trabajo divulgativo y educativo de la Andean Bear Foundation en Ecuador sustentado en los materiales didácticos y educativos producidos por la Fundación AndígenA a través del Club Amigos del Oso Frontino (ver abajo).


Las profesoras Etiennette Livain y Geneviève Hamelin utilizan  los materiales didácticos producidos por el Club Amigos del Oso Frontino en apoyo a sus actividades  de extensión y lecciones de español en Francia (ver abajo).


Trabajo de divulgación enfocado en el oso frontino, promovido por la Fundación AndígenA y el Zoológico de Chester en varios centros educativos de Chester, Inglaterra (ver abajo).


El oso frontino y su hábitat están amenazados de desaparición y eso es una realidad. La destrucción de los bosques andinos y páramos están agotando la diversidad de vida y los recursos naturales (aire y agua limpia) indispensables para todos los seres vivos, incluyendo a los humanos. No es un capricho trabajar por la defensa y protección de una especie tan carismática y valiosa como el oso frontino...  el oso es un elemento clave del ecosistema andino y su permanencia en las montañas es una necesidad para el bienestar ambiental y humano. Hoy para nadie es un secreto que el planeta está manifestando cambios dramáticos y preocupantes, principalmente en el clima. Si garantizamos la existencia del oso y su hogar, garantizamos vida para todos. Lo que es bueno para el oso, es bueno para la gente y la naturaleza en general.

Desde acá queremos extender nuestro más sincero agradecimiento a todas las organizaciones e individuos que han caminado junto a nosotros el sendero de la conservación del oso frontino y una vez más, queremos invitarte a colaborar con el Club Amigos del Oso Frontino. Sabemos que si leíste este artículo es porque eres una persona sensible y comprometida con la conservación ambiental. Sintoniza con tu conciencia y espíritu altruista y apoya nuestras labores para que no se debiliten y desaparezcan en el camino. El reto es seguir adelante con tu apoyo y el de muchas personas que quieren seguir disfrutando el privilegio de compartir un planeta maravilloso con el oso frontino en un ambiente de paz y armonía...